La independencia normalmente viene con muuuuchos tuppers debajo del brazo. A muchos nos ha pasado. Te independizas, enciendes el fogón y sigues la receta de tu madre para hacer unas lentejinas, unas cebollas rellenas, unas croquetas… Y nada. No hay manera. No quedan igual. Casi que parecen de otro planeta. Y entonces empiezas a atracar la cocina de tu madre con visitas semanales, incursiones para sobrevivir y llenar la nevera para lo que queda de semana.

No es cuestión de meterse en vidas ajenas, pero quizás es hora de que ‘liberes’ a tu madre de los fogones. Pobre mujer. Bastante ha cocinado ya en su vida. ¿Y si te decimos que puedes comer casi igual de rico sin molestarla? Hemos creado NUNTAMIMA, nuestra nueva línea de platos preparados, saludables y caseros cocinados de forma tradicional, sin añadirle conservantes ni aditivos. Nuestra línea retail de calidad incluye fabada, cocido de garbanzos, lentejas, ternera guisada, cebollas rellenas, albóndigas, cachopos, costillares… ¡Ya no tienes excusa! Están envasados y ultracongelados de tal forma que permanecen sus cualidades organolépticas intactas. También su sabor y textura. Los puedes encontrar en tiendas de alimentación, supermercados y algunas gasolineras.

¿Y para la hostelería? Pues tenemos distribución a granel. Al mejor precio, claro. Perfecto para colectividades, venta asistida, menús del día, eventos, banquetes…

Las ventajas de nuestros platos preparados

  1. Todos nuestros platos se elaboran íntegramente en nuestras cocinas centrales de El Berrón, en Asturias. Utilizamos en su mayoría ingredientes de cercanía o kilómetro 0.
  2. No son platos precocinados, elaboramos todas nuestras recetas de manera tradicional y, a continuación, las envasamos y ultracongelamos para que mantengan sus cualidades organolépticas intactas el mayor tiempo posible.
  3. Te facilitamos el trabajo: ahorra tiempo, espacio, personal y gasto de energía (gas y luz) en la cocina.
  4. Escandallos más precisos y sencillos: al ser un producto ya terminado es más fácil calcular su coste y beneficio.
  5. Todos nuestros platos van acompañados de una ficha técnica así como de su declaración de alérgenos.
  6. Las recetas se pueden regenerar a fuego directo, al baño María, al horno y al microondas. No es necesario tener cocina, ni salida de humos.
  7. Tienen una vida útil de un año en congelado. Una vez descongelado, pueden aguantar diez días en el frigorífico.